4/23/2012

NOTA LUCTUOSA


Corriente Agramontista
(de abogados cubanos independientes)

NOTA LUCTUOSA             

La Corriente Agramontista (agrupación de abogados cubanos independientes) cumple con el penoso deber de informar a la opinión pública acerca del fallecimiento, el lunes de la pasada semana, del miembro destacado de nuestra organización doctor Simeón Rogelio Rojas Hernández.

El lamentable suceso tuvo lugar en el municipio de San Nicolás de Bari, actual provincia de Mayabeque, en la finca familiar que perteneciera a los padres del letrado, la cual es regenteada actualmente por un sobrino del difunto. Allí el doctor Rojas, tras enviudar, ya nonagenario, se retiró a pasar sus últimos días.

De ese colega ahora fallecido hay que destacar su extraordinario espíritu de superación, que lo llevó, de simple campesino y carretero, a empleado público, pequeño empresario privado y, cuando ya había pasado su primera juventud, a estudiante de varias carreras universitarias, incluyendo la de derecho, en la que se graduó con buenos resultados.

Durante su trabajo como abogado, el doctor Rojas se especializó en el campo del Derecho Penal, en el que llegó a ser uno de los letrados más competentes y solicitados del foro habanero. En esta actividad aplicó siemprede modo consecuente los principios de la ética profesional, lo que en más de una ocasión le provocó roces con las autoridades castristas.

Se mantuvo trabajando privadamente, en su bufete de Centro-Habana, mientras estuvo abierta esa posibilidad. Cuando se hizo obligatorio el ingreso en los bufetes colectivos para poder ejercer la abogacía, Don Rogelio se incorporó primeramente a la unidad de Galiano 213, de donde pasó posteriormente a la de La Habana Vieja, sita en Aguacate esquina a Muralla. Allí permaneció hasta jubilarse.

El doctor Rojas no abjuró jamás de sus creencias religiosas ni de su pertenencia a la masonería, condiciones de las que siempre estuvo muy orgulloso. En el plano político mantuvo sus distancias con el régimen comunista que impera en nuestra Patria, cuestión de la que también se ufanaba.

Ya anciano, solicitó su ingreso a la Corriente Agramontista. Aunque su avanzadísima edad le impedía participar en reuniones y otras actividades, prestó su apoyo siempre que le fue pedido. Así sucedió con su firma, que no negó al serle solicitada para estamparla al pie de algún documento emitido por nuestra agrupación.

Lamentablemente, debido a lo apartado de la zona en que residía al momento de su fallecimiento y al hecho de que sus familiares cercanos no informaron de inmediato sobre ese suceso, los miembros de la Corriente Agramontista nos vimos impedidos de participar en sus honras fúnebres, como hubiese sido nuestro deseo. Tampoco pudimos emitir la presente Nota Luctuosa en fecha más cercana a su deceso.

¡Descanse en paz el eminente jurista que ejerció con gran dignidad la noble profesión de abogado y que, pese a su avanzada edad, no vaciló en prestar su concurso en la justa lucha por la democratización y el restablecimiento del estado de derecho en Cuba!

La Habana, 20 de abril de 2012

En nombre de la Corriente Agramontista (de abogados cubanos independientes)

René Gómez Manzano
Presidente

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA