10/23/2011

Vacío ideológico

 

Por: Martha Beatriz Roque Cabello


El periódico Juventud Rebelde, órgano de la Unión de Jóvenes Comunistas, publicó el sábado 22 de octubre un artículo -en la última página- sobre el Movimiento Juvenil Martiano, algo que no es conocido por la gran mayoría de los cubanos, pero que sin embargo tiene casi 40 años de haber surgido, según aparece en el propio texto.

El reportaje firmado por Carlos Rodríguez Almaguer expresa que los retos y desafíos del Movimiento continúan siendo similares, pero en un entorno agravado por una coyuntura nacional e internacional mucho más compleja y difícil. Cualquiera podría pensar que el autor se refiere a la escabrosa situación económica, política y social por la que atraviesa el país; pero no, se equivocaría el que imagine esto, según el columnista lo que hace más difícil el entorno es la preparación y el desarrollo intelectual que poseen los niños, adolescentes y jóvenes con los que tiene que interactuar (se refiere al Movimiento) y a los que tiene que motivar y movilizar.

Quiere decir que para este periodista no existen las realidades por las que atraviesa la juventud cubana, (que el propio régimen reconoce no está alistada para ser el relevo); los problemas están basados en que estas generaciones están muy instruidas.

Finalmente cataloga al Movimiento como un arma de lucha formidable en manos de la Unión de Jóvenes Comunistas, para contribuir a la formación patriótica de las nuevas generaciones.

Toda esta perorata virtual contrasta desfavorablemente con la foto que muestra el periódico para ilustrar el artículo, son tres muchachas sosteniendo una bandera cubana y como fondo la estatua de Martí en la Plaza de la Revolución; pero cuan desagradable resulta el hecho de que tienen la bandera al revés, o sea con la punta de la estrella hacia abajo. De igual forma una de las jóvenes, la de tez negra, hace una seña con la mano izquierda como de una tenaza. Habría que añadir que están en un lugar público, mostrando la enseña nacional de forma equivocada y por ende irrespetuosa.

Pero al parecer son más las personas que ignoran esto, porque el fotógrafo Raúl Pupo, tomó la instantánea y la dio a publicar; y el periódico también hizo mal uso de ella, debiendo haber pasado por diferentes niveles de revisión, los que no detectaron este costoso equívoco para la credibilidad del artículo.

La Red Cubana de Comunicadores Comunitarios tiene en su programa un capítulo titulado “Recuperación de los Valores Éticos en la Sociedad”, basado en el cual se llamó por teléfono –a la una pm- al periódico Juventud Rebelde al departamento de  “Atención a Lectores”, una mujer que contestó planteó no haber leído la publicación del día y solicitó repitieran la llamada después de las 3 de la tarde que llegara el Editor, no obstante se le dejaron los datos para que este directivo telefoneara de vuelta, lo que nunca ocurrió.

En tres ocasiones Arnaldo Ramos Lauzurique trató de hablar –vía telefónica- con Javier Dueñas, jefe de Redacción y siempre hubo una excusa distinta.  De igual forma se llamó a “Atención a la Población” del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (teléfono 8587418) y la mujer que atendió al otro lado de la línea de forma muy grosera dijo que no se aceptaban quejas por teléfono y cortó la comunicación, a pesar de insistirse, no volvió a responder.

El régimen siempre ha buscado un tema para llenar el vacío ideológico que existe en la población, pero ello ha degenerado en un hastío que abarca todo lo que pueda guardar relación con utilizar tópicos que han gastado tanto como: “la patria”, “el socialismo”, “el autor intelectual del Moncada”, “los cinco héroes”, etc.

El comunicador comunitario Ignacio Martínez Montero, tomó –recientemente- la foto que se muestra, en la calle Calzada de Buenos Aires entre Agua Dulce y Diana, en el municipio Cerro, en La Habana. Esta imagen de la bandera cubana tirada sobre latones de basura, es una prueba gráfica más, de que no se respetan los símbolos patrios y que los que ostentan el poder en el país no hacen nada para resolver esta situación que es una muestra fehaciente de la pérdida de los valores morales en nuestra sociedad.

 
La Habana, 23 de octubre de 2011.

Nota: El reloj de la cámara fotográfica muestra por error, las 11 y 16 pm, debió estar plasmada las 11:16 am.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA