10/23/2011

Un matrimonio en contra de la injusticia


Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

El matrimonio formado por Daylín Hernández Caballero y Pedro Antonio Blanco Fleites, se encuentra en huelga de hambre desde el 14 de octubre próximo pasado. Ella en su casa sita en Barcelona No.207 entre Virtudes y San Pedro, Reparto Condado y él en una celda incrementada, prisión de régimen especial de Guamajal Hombre.

El está sancionado a 2 años y siete meses de privación de libertad por un doble atentado y desorden público  y ella a un año y 3 meses por atentado y desorden público, pero en su casa con correccional laboral.

Pedro Antonio es el padre del preso político Yankiel Blanco Fleites, y fue instruido de cargos cuando se dirigió –junto con su esposa Daylín- a la prisión donde se encontraba su hijo que había sido golpeado por los guardias y lo tenían en celda de castigo. Allí discutió con el Jefe de la Prisión que le negaba la golpiza y los mandaron a detener, lo cual se hizo con violencia. Ambos tienen certificados médicos y fueron indebidamente juzgados y sancionados, por el Tribunal Militar Territorial.

El pasado día 14 de octubre tuvo que presentarse Pedro Antonio a recoger la sentencia y allí mismo quedo preso, a partir de ese momento se declaró en huelga de hambre y no quiere recibir visitas. Por su parte su esposa Daylín también se encuentra sin ingerir alimentos en su casa y la han amenazado con cambiarle la sentencia  que tenga que ir a cumplir a la prisión de mujeres.

La Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, con algunos miembros de la Habana y la provincia de Villa Clara, visitó la casa de Daylín y tomó algunas fotos de su situación. Ella también tiene la parte de afuera de la casa con carteles, y aunque sólo tenía 10 días de huelga, su estado físico es deplorable.


Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA