3/25/2011

A LOS JOVENES REBELDES EN CUBA


Por: Alejandro Cabrera Cruz             Periodista Independiente
Camagueypress. 21 MAR 2011. Ya están preparados para enfrentar con valentía a los círculos de pensamientos retrógrados, con su permanencia a priorizar el acoso y la persecución de los oponentes al totalitarismo, no se sumen a las brigadas paramilitares (grupo de respuesta rápida) utilizadas para reprimir por la fuerza a sus conciudadanos, no permitamos un gobierno irrevocable por decreto.
La sociedad autónoma es el cimiento sobre el que se asienta la defensa de los derechos de los pueblos, exijamos cambios profundos en la tendencia de propiedad, para dejar de ser simples productores de bienes o servicios y también tener derecho a ser propietarios. Reclamemos que lo instituido corresponde con las realidades sociales, que la ley no sea usada solamente para prohibir sino para otorgar derechos también.
Un orden jurídico justo necesita la aceptación de aquellos a quienes se aplica, no puede ser una serie de regalos abstractos intelectualmente concebidos y ordenados entre si por lógica. Tiene que ser un conjunto de normas que rigen a una sociedad confiriéndole una estructura, un orden social, una realidad sociohitórica.
Hay que comprender que tiene que existir una relación necesaria entre sociedad y orden jurídico, el cual no sólo se abarca la paz y la estabilidad para gobernar, además se ocupa de la organización del cuerpo social, reconocer la diversidad propia constituye la finalidad primordial del derecho de cualquier orden jurídico positivo.
Los gobernantes declarados vitalicios tienen que reconocer que nuestro país no es un ser humano o un solo cuerpo, por tanto no pueden desconocer los derechos de los otros cubanos, porque los opositores merecen sus espacios en la sociedad, por ese desconocimiento se han dividido las familias cubanas, las raíces de nuestra nación.
Ante nuestros ojos se levanta la necesidad inaplazable de rescatar las tradiciones liberales y democráticas desconocidas por los gobernantes gregarios, que habla en nombre de un pueblo al que ha convertido en reo de una ideología ajena, convirtiendo a todos en esclavos de la ideología comunista, desechada hoy incluso por los que fundaron estos gobiernos bárbaros.
Las nuevas generaciones tienen el reto de ser protagonistas de su historia, pero además tendrán que favorecer el dialogo y la reconciliación entre cubanos, la democracia es el marco propicio para lograrlo. Todos los ciudadanos tienen que gozar de iguales derechos y oportunidades, hay que construir una nueva sociedad donde la ley no discrimine a ningún ciudadano, donde exista igualdad en dignidad y derechos. Como expresara nuestro apóstol. “Con todos y para el bien de todos”

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA