2/28/2011

Una niña muerta no importa



Sucesos narrados por la comunicadora comunitaria Yadira Rodríguez Bombino
    

El ciudadano Lázaro Armas  Álvarez, vecino de la calle D entre 3ra. Y 2da. Reparto Luyanó Moderno. Municipio San Miguel del Padrón, La Habana, me comunica lo siguiente:

“Hace más de 6 años vivo en condiciones muy desagradables. Frente a mi casa hay una fosa que derrama excrementos y agua putrefacta, la cual está afectando a todo el vecindario; y a mí en lo personal me quitó un pedazo de mi vida porque mi esposa dio a luz una bella niña, la cual se enfermó a los 20 días de nacida y dos meses después falleció”.

“Después que perdí a mi niña, médicos del hospital William Soler se presentaron en el barrio para tomar muestras del agua y se encontraron como resultado que el agua que  está disponible para el consumo de la población se había mezclado con las aguas albañales. Pero eso no bastó para que se arreglara el problema. Todo sigue igual, lo cual demuestra que al gobierno no le interesan los problemas serios de los barrios insalubres como el de nosotros”.

“Solo me queda pedirle a Dios que no permita que fallezcan más personas”.     



La Habana, 28 de febrero de 2011.

No hay comentarios:

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA