2/17/2011

Declaracion de la Corriente Agramontista sobre el caso del jurista y preso político Ernesto Borges Pérez

DECLARACIÓN
 

La Corriente Agramontista (agrupación de abogados cubanos independientes) emite el presente documento a fin de llamar la atención de la opinión pública internacional sobre el caso de uno de sus miembros: el jurista y preso político Ernesto Borges Pérez (En la foto a la izquierda).

Ese colega nuestro se encuentra en prisión desde hace más de una docena de años, extinguiendo una sanción de treinta que le fue impuesta por un delito de espionaje, el cual tuvo motivaciones netamente políticas. El pasado día cinco del corriente, Borges Pérez se declaró en huelga de hambre, en reclamo de la excarcelación incondicional de los presos de conciencia.

Durante las casi dos semanas decursadas desde el inicio de su protesta pacífica, la salud de este abogado agramontista se ha deteriorado de manera notable. El pasado martes su presión arterial había bajado a 100 con 60, y fue necesario pasarle un suero.

A pesar de su situación harto anormal, Borges Pérez, quien es además asmático crónico, se encuentra aislado en una celda, donde nadie podría prestarle ayuda de sobrevenir cualquier eventualidad.

El propio médico que ordenó pasarle el suero, el doctor Édgar Pérez, reconoció que en el Área Especial de la Prisión de Guanajay, donde está el reo al presente, no existen condiciones para atenderlo.

Su padre, el prominente opositor y también abogado agramontista Raúl Borges Álvarez, ratifica lo que hubo de expresar a las autoridades penitenciarias: que, según todo parece indicar, “el Ministerio del Interior no tiene interés en que Ernesto abandone la huelga”, ya que —según afirmó— “no hay voluntad política en ese sentido”.

El progenitor del ayunante plantea lo anterior porque a los familiares cercanos del preso, a pesar de haber viajado hasta Guanajay con ese fin, no les han permitido comunicarse con él. De hecho, según comunicó Borges Álvarez, su hijo se encuentra incomunicado desde hace varios días, pues no sólo no tiene contactos con sus seres queridos, sino tampoco con las autoridades penitenciarias, ya que, desde hace algún tiempo, Borges Pérez rompió todo vínculo con la jefa del Área Especial en la que él se encuentra, la primer teniente Juanita, debido al trato abusivo de ésta, que incluso se ha negado a prestarle al reo los servicios médicos especializados que él necesita.

En razón de todo lo antes expuesto, la Corriente Agramontista (de abogados cubanos independientes) hace suya la preocupación que expresan los parientes de nuestro colega Ernesto Borges Pérez, demanda de las autoridades cubanas que el huelguista sea trasladado de inmediato a un hospital y pide a las autoridades de los países democráticos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que manifiesten su preocupación por la situación que confronta actualmente ese preso político.

La Habana, 17 de febrero de 2011.

En nombre de la Corriente Agramontista:

René Gómez Manzano

Presidente




Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA