11/23/2010

Madre pide ayuda

 

Una colaboración de José Díaz Silva
para la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios


“Yo Damaris Esquivel Acosta con Carné de Identidad No.75062402992, vecina de Calle 210 No.40906 entre 409 y 419, La Catalina Santiago de las Vegas, Boyeros Ciudad Habana. Soy madre de 2 niños Randi Adrián Gorgollo Esquivel de 5 años y Yusmaidi Valenzuela Esquivel de 11 años.”

“Por una parálisis que me dio en la parte izquierda del cuerpo en el parto de mi hija, se me quedó paralizada la mano izquierda, por ese motivo no puedo trabajar, aparte el gobierno no me reconoce como impedida física, ni minusválida y eso que no puedo ni peinarme. He ido a muchos lugares para que me reconozcan como impedida y así poder buscar un trabajo que no sea con las manos, por ejemplo hacer guardia u otros, y no me dan atención, me rechazan. Los dedos de la mano izquierda no los puedo mover, si cierro la mano tengo que abrírmela con la otra, es por eso que mi situación siempre ha sido muy difícil”.

“Vivo en un cuarto de madera muy malo encima de la placa de mi mamá, el piso es la misma placa del techo de abajo. Mi techo es de fibrocemento. Todo esto lo he conseguido en los basureros, recogiendo tablas y pedazos de cartón para forrar, porque cuando llueve entra el agua por las paredes y por el techo.”

“La cocina es en el mismo cuarto, no tengo baño, hacemos las necesidades en un cubo viejo, pues aquí no se puede hacer más nada y esto poco y miserable que he hecho me ha traído muchísimos problemas con el Comité de Defensa de la Revolución y el jefe de Sector, que solo sabe hacerme la vida más difícil. Quiero mejorar mi situación pero no hay manera. Aparte que no tengo con qué, porque malamente podemos comer, el gobierno no se ocupa de mejorar nuestra situación. Aquí solo se le resuelven los materiales a los que tengan dinero, a los pobres como nosotros no nos dan nada.”

“Yo vivo de trabajos que hago por fuera con una mano le lavo las ropas a una familia y me pagan algo, no mucho porque es dos veces al mes, son 40 pesos cubanos y mi mamá y mis hermanos en lo poco que consiguen me dan. Estoy gorda y es porque tomo pastillas para los nervios, porque me deprimo mucho al saber que muchas veces no tengo que darle de comer a mis hijos. Yo tengo esperanza que esto cambie pronto, es de la única manera que nuestra situación mejore que con este gobierno v a ser muy difícil.”

“Quisiera que se me ayude en algo pues en realidad vivo muy mal y una ayuda sería lo mejor que me pudiera pasar”.

“Tengo que pagar un refrigerador que me cambiaron obligado porque el mío no estaba muy bueno, pero no tenía que pagar, yo no he pagado ni un peso y ya el Comité de Defensa de la Revolución me citó y me dijo que si no pagaba me meterían presa y me quitaban el refrigerador,yo denuncio esta abuso”.



Ciudad de La Habana, 20 de noviembre de 2010.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA