10/18/2010

Madre con tres hijos sufre represión.

Una colaboración de José Díaz Silva
para la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios


Yamilé Hernández Pozo, con carné de identidad No.76102703011, es madre de tres niños, todos de bajo peso y con trastornos psiquiátricos por las malas condiciones en que viven y el poco alimento que ella les puede resolver. Su dirección Calle 204 No.870015 entre 403 y 405, El Rancho, Santiago de las Vegas, Ciudad Habana.


“La casa donde vivo está en malas condiciones, se moja por todos los lados, el techo es de madera. Mi madre tiene problemas psiquiátricos y tengo que convivir con ella con mis hijos. El gobierno conoce de mi situación y no ha querido resolver el problema que tengo.”


“Yo como madre sufro al ver las condiciones que tienen mis hijos, ya que su desarrollo no es el mismo de otros muchachos, quisiera resolver como madre cubana este problema, pero hasta ahora no he encontrado salida, por eso quiero denunciar al mundo mi situación como cubana.”


“Yo estoy muy molesta porque el día 8 de setiembre de 2010 fui a la escuela del niño, que es una escuela de conducta, allí estaba la de atención de menores amenazándome de que me iba a poner a disposición de los tribunales y a mi hijo para un centro de reeducación, porque me cogieron al niño con un cigarro en la escuela. Yo como madre no le acepto a mi hijo que fume, pero tampoco tengo la culpa de que él lo haga a mis espaldas, van dos veces que esa compañera me amenaza de esa forma, y lo que más me duele es que siempre he sido una persona que me he conformado con mi situación, nunca he robado ni he hecho nada indebido para no buscarme problemas con la justicia, y esas palabras me duelen, porque ella me está poniendo por el piso como si yo fuera una delincuente y yo tengo 33 años y nunca he cometido ningún delito.”


“También me duele que todos ellos saben mi situación, la de mi mamá, y también tengo tratamiento psiquiátrico y en vez de amenazarme deberían apoyarme un poco más, hablar con el padre de mis hijos que es padre de los tres, para que él me apoye, ya que no me ayuda en nada con ellos, pero no, no han hecho lo correcto, me han tirado toda esa responsabilidad a mí y ya estoy amenazada de ir a un tribunal en cualquier momento y a mi hijo de llevarlo a un centro de reeducación y siempre es la amenaza contra nosotros que no hemos cometido ningún delito.”


Ciudad de La Habana, 17 de octubre de 2010.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA