10/26/2010

Descubren marabú a los 52 años en Cuba

Rodolfo Noda Ortega/ Hablemos Press.


La Habana, octubre.-- La dinastía Castro sigue ¨avanzando y descubriendo¨, sumidos en otra dimensión, aparentemente.

En evidente crisis y caos económico, la burla desmedida de un grupúsculo, que sigue dando ordenes a sus voceros y represores y estos sabiendo el daño que hacen, doblan la cerviz y trastornan a sus semejantes.

Los bosques de este árbol que solo sirven para carbón, fue visto por el general de ejército Raúl Castro, en un viaje hasta el aeropuerto deel balneario matancero de Varadero, hace 3 años.

La aparente sorpresa de la planta oriunda de África, es un pretexto para empujar a la muchedumbre, como ven ellos a la sudorosa masa desempleada, a emplearse directamente en la agricultura, previendo un motín como el de 1994.

De estas cinco décadas no hubo una preocupación por parte del gobierno, para hacer crecer la economía interna, y fomentar los productos agrícolas, y la carne, satisfaciendo la necesidad ciudadana.

El marabú, que ahora llevará a un descomunal desempleo e inevitable delincuencia, es solo el símbolo de la renovada pobreza, fiel prueba de que el totalitarismo es vía rápida al atraso y mendiguismo.

Las locuras y caprichos de Fidel Castro, no deben ser olvidadas: cambiar la raza vacuna, resultó escasez de carne, leche y susderivados; importación de todo producto agrícola fue fatal; la prohibición de la cría del cerdo, repercutió y sigue.

Pero los desastres del incansable responsable de lo que hoy es Cuba, semejante a las locuras y visiones de Alonso Quijano, ha convertido al país en un puzzle, donde solo juega él. Cuántos recuerdan:

Malanga sí, chicle no; los 70 millones van, de que van, van; ahora si vamos a construir el socialismo; yo no sé donde vamos a guardar tanto plátano. De todas sus frases prometedoras y visionaras, quedó el total fracaso, y una huella indeleble de la peor etapa en la historia cubana.

Su hermano Raúl, heredero del trono puede ser un Sancho Panza, de estos tiempos, con el mismo deseo de destruir, con asesores especialistas en ello, profesionales del engaño, mentira y confusión. Incapaces de descubrir. ¿Por qué naciones como: Singapur, Corea del Sur, Irlanda, y aquí mismo en Chile, van a un desarrollo indiscutible?

Los descubrimientos y logros del gobierno cincuentenario, han servido para amordazar al pueblo y su particular economía, hasta que algún día el óleo del pintor cubano  J. Francisco Cancio Lazo, de una calavera
mirando al horizonte desde la isla, sea una profecía de Panchito.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA