10/26/2010

Artistas cubanos en la avanzada contra el bloqueo

Rodolfo Noda Ortega/ Hablemos Press.


La Habana, octubre.-- El espacio televisivo del canal 22 de Miami, en su programa: Esta noche tu Night, sede de músicos y actores "rompebloqueo", con un aparente arrepentimiento y desacuerdo castrista.

Aunque evaden, y evitan hablar sobre la tiranía Castro Ruz, se les nota desenfadado y expectante. Ausentes completamente del sufrimiento asfixiante del ciudadano al límite de la peor pobreza, e ingenuo del desarrollo, que no puede ver, ni oír.

La voz del cubano caminante de la ciudad de La Habana, predice que seguirán huyendo misteriosamente. No es de extrañar que la famosa cantante Haila María, después de bailar, cantar, coquetear, y hasta
piropear al dictador Fidel Castro, el pasado septiembre, de repente aparezca en Miami fresca, despejada, capaz de cantarle también al presidente Obama; ¿serán actores espías?

Bloqueados parecen ser, cantantes como Willy Chirino, Gloria Estefan, y todos los cubanos exiliados, que el régimen castrista les prohíbe cantar en su isla.

La represión persiste en Cuba, tal como todo tipo de violación de derechos, pero ya ni el gobierno estadounidense quiere verlo.

Han logrado piedrita a piedrita perforar lo que hacen llamar y repetir: "bloqueo genocida". Los periodistas agentes del G2, Randy Alonso, Reinaldo Taladrid y Lázaro Barredo, amaestrados como fieles
sabuesos, alrededor de lo que parece un gran tambor del fuego infernal, un debate de las ideas que les place, los 5 espías cubanos tienen que venir, por orden del rey. Ahora los verdaderos héroes de la
democracia, injustamente presos, en su propia patria, por expresar su opinión, como si no existieran.

Todo cubano tiene culpa de alguna u otra forma de la perpetuidad castrista, aunque los militares y voceros llevan la mayor parte, nueva tropa se suma, haciendo reír de las desgracias del cubano harapiento
hambriento, quizás con la misión de la familia Castro, específicamente del ancianito, para que cumpla uno más de sus antojos.

La media centuria en el poder de estos individuos, se hizo costumbre dentro y fuera de la isla. Recién iniciaba la estampida de los cantantes, y rápidamente les permitieron viajar y comprarse los autos
deseados, y otros artículos, joyas y el dinero para formar otra capa social, parecida a la de los generales. El tiempo de mandato, le permitió a Castro convertirlos en agentes suyos y hacer jirones la vieja tela del embargo, con bases en los canales de la Florida.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA