9/06/2010

Ocho años de un secuestro injusto y cruel.


Desde la prisión Kilo 8 (Régimen especial) el preso Jorge Alberto Liriano Linares

Ocho años de un secuestro injusto y cruel.

Víctima de un secuestro injusto, el ciudadano Roger Cardoso Nieves ha pasado los últimos 8 años de su vida tras las rejas de las mazmorras castro-comunistas, donde miles de personas son sometidas a tratos crueles, aberrantes torturas y vejaciones que violan los derechos humanos.

El secuestro cruel y extra territorial de este ser humano de 48 años de edad, se remonta al 9 de enero de 2003, cuando el Servicio de Guardacostas Norteamericano lo entregó a las autoridades cubanas, luego que estas últimas solicitaran su repatriación, para ser juzgado por las leyes de la Isla.

Según el testimonio Cardoso Nieves salió ilegal de Cuba en busca de libertad y democracia en el mes de mayo de 2001. La precaria embarcación en la que pretendía huir del comunismo se averió y fueron auxiliados por un barco mercante que los desembarcó en Haití, de donde se trasladaron a República Dominicana, país y gobierno que les concedió asilo y residencia, gracias a la humanitaria decisión del ex presidente dominicano Hipólito Mejías.

Ya en tierras dominicanas se sintió libre producto del respeto de sus libertades y derechos individuales como ser humano. Fue allí donde conoció al ciudadano de origen cubano Amado Carbó, con residencia en Miami, el cual le brindó trabajo en un barco de cabotaje patrocinado por la compañía naviera Line Shipping de Panamá. Fue así como formó parte de la tripulación de la motonave Zabra 10, llegando a obtener el puesto de jefe de máquinas en esta embarcación.

El Zabra 10 transportaba cemento a diferentes puertos haitianos y dominicanos, cemento que llegaba desde Cuba. Nunca se preocupó si el trasiego de cemento desde la Isla era legal, incluso en ocasiones en que el Zabra 10 frecuentó puertos cubanos, se negó a viajar.

En la madrugada del 25 de diciembre de 2002, varios tripulantes de origen cubano y un dominicano se apoderaron de la motonave Zabra 10, mientras el dormía en su camarote, luego de la celebración Navideña. Al mediodía cuando despertó y subió a cubierta le comunicaron que navegaba rumbo a Puerto Rico, para acogerse a la Ley de Ajuste Cubano en ese Estado.

Interceptados por el Servicio de Guardacostas de EEUU, a 21 millas al norte de Puerto Plata, República Dominicana, en aguas internacionales, el 26 de diciembre de 2002, fue detenido por autoridades norteamericanas y transbordado a un guardacostas que lo condujo a las cercanías de Cayo Hueso, Florida. Desde allí redactó un documento, que lo exoneraba de toda responsabilidad y solicitaba de que en caso de ser juzgado, fuera del proceder de la justicia norteamericana o panameña como era de competencia. Expresando que prefería la muerte antes de ser devuelto a Cuba.

Quince días después Roger Cardoso Nieves fue entregado a las autoridades cubanas y juzgado en la Causa 22 de 2003, por el Tribunal Popular Provincial de Ciudad Habana, Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado. Sancionado a 20 años de cárcel por el delito contra la Seguridad de la Navegación Marítima, sin el derecho a una defensa profesional y competente y un proceso legal justo, independiente e imparcial. Después de 8 años de vil secuestro, donde se ha enfrentado a innumerables golpizas, torturas y todo tipo de violaciones y vejaciones de sus derechos. Después de varias huelgas de hambre en reclamo a la justicia; enfermo de la piel por contagio de un parásito que hasta ahora no se determina por la falta de asistencia médica a que se encuentra sometido, Roger Cardoso Nieves sigue siendo un ser humano secuestrado político de la dictadura de la Isla.

En términos legales, Cuba está violando el derecho internacional y los pactos civiles y políticos de las Naciones Unidas al mantenerlo confinado en cárceles cubanas, ya que la justicia de la Isla carece de total jurisdicción para sancionar este prisionero, aún siendo culpable de los delitos de terrorismo que se le imputaron, dado que los hechos cometidos en aguas internacionales y a bordo de una nave con pabellón panameño, país que ante las leyes internacionales debiera haberlo juzgado.

Hoy, cientos de personas sufren de secuestro en las injusticias del retorcido y corrompido aparato judicial cubano, en Cuba la justicia continúa tras las rejas. A Robert Cardoso Nieves, sometido al secuestro injusto y cruel, le han robado 8 años de su vida. Las evidencias son palpables, por ello este hombre asegura día tras día, que el régimen cubano continúa su política de represión y terror contra el pueblo indefenso y sin derecho.

¿Hasta cuándo? Se pregunta, ¿Hasta cuándo la impunidad mundial que le otorgan? ¿Hasta cuándo se seguirá violando el derecho internacional y los derechos humanos en la Isla?


Camagüey, 6 de setiembre de 2010.

De la mesa de trabajo de Martha Beatriz Roque Cabello

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA