8/12/2010

La gente ya no calla.




Suceso narrado por el comunicador comunitario Lázaro Yuri Valle Roca



Me dirigía a mi casa caminando por la Avenida Zapata que bordea el Cementerio de Colón, Municipio Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana.

Cuando llego al parque de diversiones Jalisco Park veo a la señora María Hortensia Padrón, que reside en el edificio frente al parque sito en 23 y 18. Ella es de piel blanca y pelo canoso, y le preguntaba a uno de los empleados del parque que se encontraba dándole mantenimiento de pintura a los rieles de la montaña rusa.

“¿Óyeme, ven acá, por una casualidad el Comandante va a visitar el parque?” A lo que el hombre le responde: “No sé, ¿por qué?” “Pues como ahora ha retornado a la inocencia y fue al Acuario, solo le falta el Zoológico de 26, este parque y Nené Traviesa, imagínate tú reparado completo con células madre por donde quiera.

Ten cuidado y quiera ir hasta la luna creo que ese es el único lugar que le queda por ir ¡oye! Y no se cansa es ahí y ahí, ahorita quita al hermano de nuevo y se pone él. Esto no es fácil ¿Hasta cuándo tendremos este castigo?”




Ciudad de La Habana, 12 de agosto de 2010.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA