8/25/2010

“Como consecuencia de la golpiza me amputaron una pierna”.


Por Magaly Norvis Otero Suárez/ Hablemos Press.

magaly.otero1963@yahoo.com



Ciudad de La Habana.―Desde la prisión Combinado del Este, el prisionero político Ángel Moya Acosta, condenado a 20 años de cárcel en el 2003 por denunciar violaciones a los derechos humanos que se cometen contra el pueblo de Cuba, acusó a militares por una golpiza propinada contra un reo.


Ángel Moya dijo en una conversación telefónica que “el día 23 de enero, Lázaro Muguencia Toledo fue víctima de brutalidad policial protagonizada por dos agentes de la policía revolucionaria, ubicados en la unidad del poblado Santiago de las Vegas, municipio Boyero, Ciudad Habana”.


Moya leyó una nota en la que Muguencia Toledo refiere, “fui sacado del hospital, donde me recuperaba de una operación en la pierna derecha, por dos agentes de la policía, y sin saber porqué, uno comenzó a darme bofetadas al tiempo que el otro la emprendía a cabillazos contra la pierna operada que como consecuencia de la golpiza me amputaron una pierna”.


Según el prisionero “hasta la fecha los agentes de la policía que me agredieron continúan impunemente prestando servicio”.


Lázaro Muguencia permanece recluido en el segundo nortes de la unidad numero dos del Combinado del Este donde cojea por los pasillos sin que las autoridades le den una licencia extrapenal.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA