8/20/2010

Ahora Zapatero quiere tomar distancia de los presos politicos cubanos


Ya no les conviene seguir atribuyéndose la "liberación" de los presos políticos cubanos, ha quedado probado que son deportaciones forzadas y engañosas en complicidad con Moratinos, las declaraciones de los recién llegados contradicen toda su argumentación sobre los cambios en el régimen de los Castro, por tanto es hora de echarle la culpa a otros y lavarse las manos.

La jugada que pretendieron desde un principio de ganar créditos con las liberaciones para fortalecer la imagen del PSOE y justificar su política sobre la posición común europea se les derrumbo totalmente desde que empezaron a declarar ante las cámaras del mundo libre, los primeros presos políticos deportados.

La realidad es que tampoco este rejuego obedece a la voluntad o presión de la Iglesia Católica, la jerarquía sumisa y colaborativa de la Iglesia fue llamada por el dictador de turno Raul Castro para evitar tener que negociar directamente con la oposición que estaba dando la batalla en la calle frente al las cámaras de la prensa internacional, esta prostitución religiosa se presto para obtener prebendas, como las de transmitir por tv mensajes religiosos, algo que venia pidiendo desde hace mucho, también ya ha quedado demostrado con las dos actuaciones oficiosas en EEUU del cardenal Jaime Oterga pidiendo el fin del embargo y los viajes de turistas del imperio y la desvergonzada petición del arzobispo de Holguín, Emilio Aranguren.

Luego de sacarle la presión a sus aliados comunistas de La Habana ahora abandona a los opositores a su suerte y se los empaquetan a instituciones que sobreviven de fondos privados, ya no les sirven a sus propósitos partidistas e ideológicos-mercantilistas y con estas declaraciones queda probado cuales eran sus verdaderas intenciones.


Así lo recoge ECO Diario

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha afirmado que la liberación en Cuba de varios presos políticos y su posterior llegada a España es fruto "del proceso de diálogo entre la Iglesia católica cubana y el Gobierno de Cuba".

El Ministerio de Asuntos Exteriores, que dirige Miguel Ángel Moratinos, emitió un comunicado a cuenta de la reciente llegada a Madrid de otros seis excarcelados cubanos y sus respectivos familiares.

Destacó que, con ellos, "el número total de presos liberados en el marco del proceso de diálogo entre la Iglesia católica cubana y el Gobierno de Cuba asciende hasta el momento a un total de 26, a los que se suman 150 familiares".

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA