7/22/2010

Ya era hora

http://www.granma.cubaweb.cu/2008/02/24/nacional/ce-jose_ramon_balaguer_cabrera.jpg
JOSÉ RAMÓN BALAGUER CABRERA

PrensaLatina : Liberado de su cargo ministro cubano de Salud Pública

Nota: Esta liberación del cargo es para no encausarlo como se debería y ponen al viceministro que es tan culpable como El, en un estado de derecho aplicaría obstrucción de la justicia para el gobierno de turno, pero tratándose de uno de los intocables de la tiranía mejor le dan el retiro honroso, después de llevar a la ruina el sistema de salud cubano, haber rentado a los médicos al mejor postor e intercambiado por votos contra el embargo en foros internacionales, las medicinas que salvarían cubanos.


Para muestra un botón


Redacción Cubamatinal (http://cubamatinal.es) El reportaje fotográfico que presentamos a continuación sólo es comparable con las imágenes que se conocen de los campos de concentración hitlerianos. Los fallecidos en el Hospital Psiquiátrico de La Habana (Mazorra), el pasado mes de enero en plena ola de frío eran portadores además de una malnutrición que horroriza. Las imagenes tomadas durante el proceso de autopsia de los cadáveres son el fiel reflejo de lo que ocurría dentro de un céntrico hospital cubano a escasos dos kilometros del aeropuerto internacional y en la principal vía de enlace del aeródromo con el centro de la capital. Por el fente de ese hospital transitan todos los turístas que arriban a La Habana y los políticos extranjeros que sueñan con cambiar la esencia de un régimen adoptando la conocida política de “apaciguamiento” que llevó en su momento a Europa a los campos de concentración, cuyas imágenes vuelven a repetirse esta vez en una institución de la “potencia médica” cubana.

El gobierno de La Habana ha tendido un manto de silencio sobre un hecho que en cualquier país civilizado habría provocado la democión de sus dirigentes. Mientras que miles de médicos e ingentes recursos son empleados en promocionar la “operación milagro” como una vía de penetración ideológica en los países del entorno y aupar con políticas populistas a gobernantes adictos a la forma de gobierno totalitario, en la capital cubana, los dementes -el segmento social más desprotegido de la sociedad- fallecían literalmente de HAMBRE y FRÍO. Las imágenes, advertimos, son demasiado fuertes, pero reflejan una realidad que no podemos pasar por alto. Nótese el estado de completo abandono y desnutrición de los pacientes y la carencia de recursos de los propios profesionales que efectúan las necropsias. ¡Esta es la Cuba que sufre!



Colaboración: Rafael Valdes


Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA