7/23/2010

Ordenan golpear ante solidaridad con @reinaozt



Por Luis Felipe Rojas

Cruzar las Alambradas

Sucedió el miércoles por la noche, me lo contaron ayer día 22 de junio y hago alerta porque no sé qué otro incidente pueda suceder hoy que se cumplen cinco meses de la muerte de Orlando Zapata Tamayo.

Empezó cuando Caridad Caballero Batista y Mariblanca Avila iban en un auto para Banes a reunirse con otros amigos y la familia de Reina Luisa madre del mártir de nuestra generación Orlando Zapata Tamayo.


Cuenta Cari: Ibamos desde dos días antes del 23 para ayudar a Reina en arreglos de la sepultura de Zapata para ya el dia 23 poder asistir todos a rendirle tributo al término de los cinco meses, pero ni a la casa de la familia pudimos llegar. Detuvieron el carro cuando entró a Banes.

Varios policías nos ordenaron bajar. Le pregunté por qué y no hubo respuesta, solo otra orden –Bájense! Nos volvimos a negar y le dijimos que explicaran delante de todos los viajeros el por qué nos ordenaban salir de allí. No hubo respuesta.

Arremetieron contra Mariblanca y contra mí varios de ellos. Nos agarraron, tiraron de nosotras y por la fuerza nos sacaron del carro. Nos arrastraron por el camino polvoriento y nos introdujeron en el auto policial a unos metros de allí. Después se alejaron por la carretera rumbo a Holguín, pero ya lejos en un lugar solitario y oscuro se detuvieron por horas.

Nos dejaron dentro del carro encerradas y cuando traté de sacar mi celular para avisar a la familia me vieron. Regresaron al carro. Nueva andanada de golpes. Tengo moretones en los senos, en los brazos, porque me golpearon por esas partes del cuerpo que cubre la ropa y que generalmente no mostramos en público.

De nuevo partieron y no se detuvieron hasta el cuartel de Holguín. Allí perdí de vista a Mariblanca. No sé si la regresaron a su pueblo de residencia, Velazco, o la dejaron detenida.

Pasada la media noche me devolvieron a mi casa. Cuando amaneció dos policías hacen guardia en mi puerta. Dicen que hasta después del 27 no puedo salir. Y sé que si lo hago me arrastrarán de nuevo a la celda inmunda del cuartel de operaciones del G-2.

Desde Banes me dijo Reina Luisa hace unas horas: “Hoy fuimos a pintar la tumba de mi hijo y a prepararlo todo en el cementerio para el 23 que llevaremos flores, rezaremos por su alma y allí diremos ZAPATA VIVE! ZAPATA VIVE! ZAPATA VIVE!


No sé si me dejen orar junto a la tumba de mi hijo mártir. Aquí en Banes ya hay detenidos por intentar acercarse a mi casa. Estén todos alerta porque lo que más necesita @reinaozt es solidaridad.


Desde Holguín ofrezco esta, mi solidaridad. Es la única opción que nos queda a los que vivimos tierra adentro donde no llegan micrófonos ni periodistas acreditados en la Habana para recoger el calvario que cada domingo y cada 23 vive Reina Luisa.


Relacionadas

Entrevista inédita a Caridad Caballero Batista, victima de una golpiza por la policía política en Cuba.

La policía política golpeo a Caridad Caballero y Mari blanca Esposito en Banes.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA