6/18/2010

Prisionero en huelga exigiendo respeto a las Reglas mínimas de Naciones Unidas.


Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.


Camagüey.―Jorge Alberto Liriano Linares, un prisionero que reportaba violaciones desde la cárcel Cerámica Roja en Camagüey, se declaró en huelga de hambre el pasado 14 de junio.


Liriano se plantó en reclamo de mejores condiciones carcelarias y el debido respeto a las Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos ya que se encuentra durmiendo en el piso junto a otros encarcelados desde que fue trasladado el pasado 7 de junio aquí a Kilo 8, informó un reo, el jueves, vía telefónica.


Liriano, extingue una condena de 14 años por delitos económicos. Ya a cumplido 11 y las autoridades carcelarias le niegan la libertad condicional por su posición contestataria al gobierno y los contantes reportes de denuncias a favor de los derechos humanos. No ha sido declarado prisionero político a pesar de que varias organizaciones opositoras dentro de Cuba lo han exigido al exilio.


Luego de su traslado a Kilo 8, el prisionero dijo a esta agencia en una conversación telefónica que “tal vez el objetivo sea apagar mí actividad contestataria y de denuncias y así silenciar la situación que hay en estos momentos en la prisión Cerámica Roja”.


Se refería a las condiciones en que permanecen 16 jóvenes contagiados con el virus del Sida y a la huelga de hambre que lleva a cabo Egberto Ángel Escobedo Morales, prisionero político, quien cumplió el 16 de junio dos meses de abstinencia en reclamo de la libertad de los presos políticos.


Exige se respeten las Reglas mínimas, alegando que el jefe de cárceles y prisiones aseguró en una conferencia de prensa “en la isla no se cumplen estas sino se sobre cumplen”.

En cuanto a Ropas y cama, las Reglas mínimas dicen en el artículo 19. Cada recluso dispondrá, en conformidad con los usos locales o nacionales, de una cama individual y de ropa de cama individual suficiente, mantenida convenientemente y mudada con regularidad a fin de asegurar su limpieza.

También Liriano explicó, “me encuentro en el destacamento número 2 cubículo 24. No tengo colchón ni tablero para dormir, estoy durmiendo en el piso y el estado de hacinamiento aquí es peor que en Cerámica Roja.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA