6/27/2010

Los impuestos en Cuba

Por Guillermo LoCane *

La isla del comandante eterno, a pesar de su organización socialista tiene impuestos similares a los de los países capitalistas y -parece- las mismas dificultades para cobrarlos.

En Cuba hay impuestos de todo tipo. Pero, ¿cómo puede ser esto posible, si en teoría no hay propiedad privada de los medios de producción y por lo tanto no deberían existir riquezas ni ganancias capitalistas?

Sucede que en diciembre de 1993, ante la gravedad de la crisis económica, la Asamblea Nacional decidió analizar un conjunto de medidas que, supuestamente, contribuirían a detener o minimizar las adversas condiciones imperantes.

En ese momento, a instancias de Fidel y luego de un largo debate, la Asamblea decidió no aprobar ninguna medida sin antes consultarla con el pueblo. Una de estas medidas incluía la reforma del sistema tributario cubano. Sistema olvidado y casi ignorado durante más de treinta años. Finalmente, luego de un debate sorprendentemente rápido, la reforma fue aprobada. Comenzó a aplicarse en enero de 1994.

Por esos días, el diario oficial, el histórico Gramma, destacaba “la importancia del debate promovido por la Asamblea Nacional y las diferentes organizaciones a escala de toda la sociedad para discutir con la población las principales medidas económicas, proceso que se denominó Parlamentos Obreros. Esto posibilitó, si no todo el apoyo, por lo menos la aceptación de la mayoría de ellas y la comprensión de la impostergable necesidad de aplicarlas”.

La ley número 73 del año 1994, denominada de “reforma tributaria” estableció la actual estructura impositiva imperante en la isla, que consiste en lo siguiente:

Impuestos: 1. Impuesto sobre Utilidades 2. Impuesto sobre los Ingresos Personales 3. Impuesto sobre las Ventas 4. Impuesto Especial a Productos 5. Impuesto sobre los Servicios Públicos 6. Impuesto sobre la Propiedad o Posesión de Determinados Bienes 7. Impuesto sobre el Transporte Terrestre 8. Impuesto sobre Transmisión de Bienes y Herencias 9. Impuesto sobre Documentos 10. Impuesto por la Utilización de la Fuerza de Trabajo 11. Impuesto sobre la Utilización o Explotación de los Recursos Naturales y para la Protección del Medio Ambiente

Tasas: 1. Tasa por Peaje 2. Tasa por Servicio de Aeropuertos a Pasajeros 3. Tasa por la Radicación de Anuncios y Propaganda Comercial

Contribuciones: 1. Contribución a la Seguridad Social

Recientemente, en marzo de este año, ante las dificultades de recaudación, el mismo periódico publicó una opinión del profesor de Derecho Financiero de la Universidad de La Habana, doctor Carlos Pérez Inclán, quien realizó la siguiente observación: “Dieciséis años después de la aplicación de la Reforma Tributaria en Cuba, muchos de los preceptos expuestos en su cuerpo legal son desconocidos totalmente por gran parte de la población cubana. …., muchos cubanos asocian el cobro de los impuestos a una penalidad o medida coercitiva; sin embargo, en términos económicos, los tributos no son una sanción, sino que su exigencia es una necesidad del Estado para contribuir a financiar gastos sociales en los que necesariamente incurre…..”

Evidentemente, en ningún lado es agradable pagar impuestos. Ni es fácil cobrarlos. Pero, también esto es cierto, en ningún lado es posible prescindir de ellos. Ni en los países capitalistas, donde las rentas personales y las ganancias empresarias, los patrimonios, los consumos y el trabajo suelen ser objeto de tributación, ni en los países socialistas o cuasi socialistas donde -sorprendentemente- el lucro y la propiedad junto con el consumo y aún el trabajo, también son establecidos como objeto de imposición tributaria.


* Guillermo LoCane es Contador Público, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Tributarista, consultor, ha sido asesor en el Senado y actualmente lo es en la Cámara de Diputados de la Nación. Integra el Consejo Académico de la Especialización en Impuestos de la Escuela de Economía y Negocios Internacionales de la Universidad de Belgrano, y es miembro de la Comisión de Estudios sobre Finanzas Públicas del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA