6/27/2010

Heinz Dieterich, Cuba y otras miserias

 

Por Gustavo Coronel, geólogo venezolano, en Las Armas de Coronel

El ideólogo marxista alemán-mexicano Heinz Dieterich ve llegar el fin del sistema cubano. En eso estamos de acuerdo. Sin embargo, lo que yo celebro el lamenta. Se queja así: “ La campaña global contra Cuba es encabezada por dos Estados regionales gansteriles, Estados Unidos y la Unión Europea, y secundada por actores menores, como NGO´s, la derecha global, los medios burgueses y Estados terroristas menores, como Israel. Su grito de guerra para los desprevenidos son los “derechos humanos”.

Evidentemente no vemos el mismo partido. Desde la trinchera de la defensa de la democracia y la libertad los Estados Unidos y la Unión Europea representan la luz frente a las tinieblas del totalitarismo Cubano. Nos parece increíble que un hombre inteligente o, al menos, ilustrado, pueda calificar a USA y Europa como estados gangsteriles, en contraposición con la “ejemplar” dictadura sangrienta de 50 años .

Uno pensaría que lo que está a la vista no necesita anteojos pero hay gente, como Dieterich, que parece usar lo que en el pueblo de Los Teques, donde crecí, llamaban anteojos de cuero de cochino (con los pelos pá dentro). Nos asombra verlo decir que el grito de guerracontra Cuba para los desprevenidos son “los derechos humanos”. Si hay algo enteramente documentable en la Cuba castrista es la sistemática violación de esos derechos y la muerte, tortura y prisión de miles de disidentes. En que planeta vive este pobre señor Dieterich?

Luego agrega: “en la reciente resolución de condena a Cuba planteada por un grupo de miserables parlamentarios en la plenaria de la Unión Europea (10.3.2010), estos eurodiputados “solicitan firmemente el apoyo incondicional y enfático de las instituciones europeas para iniciar en Cuba una transición política hacia una democracia pluripartidista”; asimismo, iniciar “de inmediato” un “diálogo estructurado con la sociedad civil cubana y todos aquellos que apoyan una transición pacífica en la isla”.

Para Dieterich el pedir una democracia pluripartidista y una transición pacífica en la isla es obra de unos “miserables. Bueno, lo de miserable aplicaría con mucho mayor propiedad a quien apoya una dictadura feroz con tanto desparpajo.

Con la cercanía del colapso de la dictadura castrista y el melancólico bajón del chavismo en la región, el razonamiento marxista de Dieterich ha dado paso al lenguaje del despecho, de la pasión totalitaria sin careta.

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA