6/03/2010

Consejo de Defensa Nacional


Aleaga Pesant


LA HABANA, Cuba, junio (www.cubanet.org) - Al parqueo que se encuentra frente a las oficinas del diario Granma llegaban, uno tras otro, autos marca Lada, con placa blanca, y Geely, de fabricación china, con matrícula verde. Las chapas blancas identifican a los dirigentes del Partido Comunista y el gobierno. Las verdes, a los miembros de las fuerzas armadas y el Ministerio del Interior.

Ese día, el parqueo, propiedad del Ministerio de las Fuerzas Armadas (MINFAR), reforzó los sistemas de seguridad. Sólo entraban autos y choferes previamente identificados. Minutos antes, los burócratas, políticos y militares eran depositados a la entrada de la Sala Central de las FAR, en el costado norte del edificio del ministerio. Sesionaría en el más absoluto secreto la reunión del poder real. Los militares con sus civiles subordinados. El Consejo de Defensa Nacional, en una versión ampliada, se reunió con Raúl Castro, el hombre fuerte en La Habana.

Según la nota oficial, “durante la reunión se trataron diversos temas relacionados con el fortalecimiento de la capacidad defensiva del país, entre ellos la actividad económica, social y la defensa civil. Además de analizar los resultados del año de preparación para la defensa 2009 y del ejercicio estratégico Bastión 2009”.

También, según la nota oficial, el General de Cuerpo de Ejército Álvaro López, Viceministro Jefe del Estado Mayor General, resaltó que los órganos de dirección y mando, desde el nivel estratégico hasta el táctico, continuaron mejorando su cohesión de trabajo, y están en capacidad de dirigir la defensa y el mando de las tropas.

Sin embargo, ¿por qué debemos confiar en la nota oficial de un gobierno acostumbrado a las mentiras, las medias verdades y las omisiones? Ante todo, suena obsoleto un análisis sobre el ejercicio estratégico Bastión 2009, realizado hace ocho meses y destinado a reprimir a las fuerzas emergentes de la sociedad.

Si la represión durante marzo, abril y mayo contra las Damas de Blanco fue el ensayo, ¿Cómo será la puesta en escena? Además, surgen otras preguntas.

¿Informó López Miera los resultados de su visita a Moscú y Pyongyang, o de sus encuentros con oficiales del ejército de Estados Unidos? ¿El ministro de Economía, Mariano Murillo, reportó los datos reales de la economía nacional y la posibilidad de un estancamiento mayor? ¿Señaló el canciller Bruno Rodríguez el nivel de aislamiento del gobierno, tras la muerte de Zapata Tamayo? ¿Presentó el General Abelardo Colomé el plan de liberación de presos políticos, del que habló Raúl Castro al Cardenal Ortega? ¿Se adelantaron y consensuaron las agendas para el próximo pleno del Comité Central del Partido Comunista?

¿De qué se habló realmente en la reunión del Consejo de Defensa Nacional?


Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA