1/25/2010

¡Será que nadie le puede poner coto a esta situación!


Sucesos narrados por la comunicadora comunitaria Zoila Hernández Díaz

Alberto Garranelés, vecino de Ave. Porvenir esquina a Acosta, Lawton, Diez de Octubre, agotó las vías institucionales para resolver el grave problema del que padecen los vecinos del lugar.


Sucede que con demasiada frecuencia las concreteras viajan por la Avenida de Porvenir, dejando tras de sí rastros de concreto batido, que luego son pulverizados hasta formar verdaderas oleadas de polvo. Tenemos que vivir con las puertas y ventanas cerradas, incluso ya algunos hemos empezado a padecer enfermedades respiratorias.


Añade que después de la visita del arquitecto de la Delegación del Ministerio de la Construcción (MICONS), la situación empeoró, pues a los pocos días uno de esos camiones dejó en el parterre, casi como una burla, un montón inusual de concreto.


¡Será que nadie le puede poner coto a esta situación, con la cantidad de enfermedades por las que está atravesando el mundo y fundamentalmente Cuba, las que tienen bien ocultas!

Ciudad de La Habana, 25 de enero de 2010.

No hay comentarios:

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA