1/14/2010

Este caso representa la realidad objetiva del cubano promedio

Un análisis de la Animadora Martha Beatriz Roque Cabello, sobre los problemas de la comunidad, que se informan en la prensa oficialista cubana. No.6/2010

El anciano Octavio Hidalgo Camejo, residente en Ave. del Caribe 3, Reparto Ciudad Mar, Santiago de Cuba, escribió al periódico Juventud Rebelde, haciendo la triste historia de la dentadura postiza que no ha podido obtener. La carta publicada el 1ro. de julio de 2009, ha sido respondida en el diario del 7 de enero de 2010, pero como siempre el encargado de la Sección plantea que: “aunque la carta llegó atrasada, nunca es tarde si la respuesta es elocuente”. Lo que pasa que no fue él quien estuvo sin poder masticar desde el mes de febrero de 2008.


Octavio hace casi dos años trató de obtener una prótesis dental en la Clínica Estomatológica Fedora Boris, en la ciudad de Santiago de Cuba, después de someterse a una operación del maxilar superior. En esos momentos le informaron que no se estaban haciendo prótesis por no tener materiales (seguramente por culpa del embargo estadounidense). Finalmente obtuvo un turno para el 11 de diciembre de 2008. Le tomaron las impresiones de las encías, pero tuvo que esperar hasta el 20 de enero de 2009 para obtener el siguiente turno. Cuando fue le informaron que el Laboratorio Provincial donde se hacen las prótesis no estaba trabajando, así ha estado el septuagenario durante todo este largo tiempo tratando de resolver su problema.


El Dr. Carlos Bruzón, jefe del Departamento de Estomatología de la Dirección Provincial de Salud en Santiago de Cuba, responde que se realizó una investigación. Se pudo comprobar que el caso entró en el Laboratorio Provincial dos meses después de la toma de impresiones, lo que no tiene justificación, y 12 días después retornó a la clínica con el montaje de los dientes.


Asegura se tomarán medidas con todos los que cometieron infracciones al respecto, porque: “en los últimos 3 años la actividad estomatológica ha logrado estabilizar…”


También agrega que fueron a visitar al afectado a su hogar y le van a dar solución a su caso.


Como siempre se le pasa la culpa a problemas organizativos, falta de sensibilidad y se califica de lamentable el suceso.


Pero la realidad es otra, esto es lo que sucede constantemente con el Sistema de Salud en Cuba, porque la mayoría de los que en él laboran están mal pagados y necesitan obtener recursos para vivir. En algunos consultorios, los propios estomatólogos trabajan con productos que adquieren por fuera y cobran en cuc (pesos cubanos convertibles) las extracciones, los empastes, etc. Las autoridades conocen esto perfectamente, como lo sabe el pueblo y lo permiten, porque es la forma de darle vueltas a la situación de caos del sistema, que no pueden solucionar.


Este caso representa la realidad objetiva del cubano promedio, el que no puede pagar por debajo del tapete los servicios médicos y en especial los estomatológicos.


Ciudad de La Habana, 14 de enero de 2010.

No hay comentarios:

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA