1/22/2010

¿Aumentó el Gobierno la producción de leche o miente porque él sobra en la cuenta?


Por Jaime Leygonier/ Colabora con el

Centro de Información Hablemos Press.

www.cihpress.com

Fotos del autor.

La Habana.—En sus discursos del 20 de diciembre el general Raúl Castro y un par de sus sabios elocuentes reconocieron la gravedad de la situación del Régimen, pero al consolar con "crecimientos económicos" incomprobables el General dio una cifra de producción lechera en contradicción con la informada el mes anterior.

Raúl Castro proclamó un incremento de 57 millones de litros de leche respecto al año anterior, pero. . . el 23 de noviembre en el periódico Granma - y con la cifra como titular en la pagina 2 - el Viceministro de Agricultura declaró un incremento de 120 millones de litros de leche.

! 63 millones de menos entre la declaración gubernamental de noviembre y la de diciembre! son demasiados. - Como el resto de los "crecimientos".

En diciembre comenté en la red - en "Periodismo insoportable. . ."- , esa cifra de "leche de viceministro". Dije que aunque aguada por tantos ceros. . . es creíble un incremento, no de la producción de leche sino de su venta forzosa al Estado por nuevas medidas coercitivas que impuso a los campesinos Raúl Castro para obligarlos a venderle.

Las vacas dieron lo mismo de siempre, el aumento de producción! no existe! , porque es leche que el campesino distribuía por su cuenta a la población y que ahora tiene que venderla al Estado para que éste sea el intermediario de su venta.

Práctica que, según experiencia, disminuye el producto por echarse a perder en el trasiego y por falta de estímulo al productor.

Raúl Castro presentó como su logro el que con esa leche distribuida en la zona se ahorró comprar leche en polvo al extranjero por valor de 18 millones de dólares, la realidad reconoció así que dejó de distribuir a la población 5 700 toneladas de leche en polvo que supuestamente sustituyó con la de las vaquitas locales.

Esa es exactamente "la eficiencia" que preconiza y que seguirá aplicando a los hospitales ruinosos y a la reparación y construcción de viviendas, puesto que cerca del 10% de la población carece de techo, ignoramos cuantos millones viven en peligro de que su hogar se desplome sobre sus cabezas y estos discursos sobre el presupuesto para el 2010 omiten mencionar un solo centavo para esas urgencias.

A Raúl Castro - claro, " más humano que su hermano Fidel"- le preocupa la leche. Ya en los 90 se enteró de que en zonas de Guantánamo los niños carecían de leche con disminución de talla y desarrollo y declaró que esa carencia, "va a mermar los logros deportivos en el futuro".

Y en su discurso del 26 de julio, en que aún era modesto gobernante interino con 6 cargos, dijo que cada cubano quería poder tomar un vaso de leche, pero que para poder tenerlo tendrían que trabajar - Por cierto, que al imprimir ese discurso la censura o él mismo mutilaron esa frase del vasito.

Otra contradicción es declarar eliminado el desempleo, mostrar durante años preocupación por el inmenso desempleo y siempre declarar que es mínimo, pero que aplicarán leyes contra la vagancia y aparecerse ahora con que disminuyó en plena crisis, pero ". . .el tema del empleo constituirá una de las prioridades el próximo año. . .”¿En qué quedamos?

Otro "logro" rauleño es "el saneamiento ambiental", cuando los propios hospitales son focos de infección donde escasean el agua corriente y falta desinfectante, y en La Habana pululan las ratas y otras plagas en el alcantarillado ruinoso cuya reparación aplazan desde los años 70, y es normal que las aguas negras corran por las calles y hasta se filtren a la también ruinosa red de abastecimiento de agua corriente.

Los demás "crecimientos" oficiales durante el año los desmienten los decrecimientos reales en nuestras cazuelas y que nuestros estómagos contabilizan con la seriedad de que carecen las cifras gubernamentales.

Si Raúl "aumentó " la leche, asignó al Vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro de economía y planificación, Marino Murillo, el papel "de malo" que puso como lineamiento del plan económico para el 2010: "reducir los gastos de la esfera social pues la economía no soporta sus cuantiosos montos."

El Vice Murillo, con lenguaje diplomático, promete que el gobierno pagará la deuda externa cuando pueda, si los acreedores son realistas y lo ponen fácil, porque "la situación muy tensa" le trae problemitas para conseguir créditos a los personajes de Balzac.

Pero. . .! Si Cuba no tiene deuda externa! Jamás le han hablado de ella al pueblo y ni en ese discurso, ni en ninguno hacen pública la cifra astronómica que el gobierno en bancarrota debe al mundo entero.

Si fueran verdaderas las cifras de crecimiento anual del Producto Interno Bruto que declara año tras año el gobierno, tenemos más crecimiento que Japón o Malasia. ¿Por qué entonces no hay crédito, deuda pagada y leche? ¿Por qué los techos se derrumban sobre las familias?

Por cierto, cuando en 1959 un grupo de jóvenes, hoy ancianos, tomó el poder con Fidel Castro para salvar a Cuba y "sacarla del subdesarrollo", la ganadería cubana abastecía de leche y carne a la población, salvo a sectores montañosos.

Había enlatadoras de leche condensada y evaporada desde fines de los años 20 y en las ciudades cada mañana los lecheros colocaban litros de puerta en puerta. En casi cada esquina una cafetería o bodega ofrecía café con leche y pan con mantequilla, y las "colas" no existían.

Y todo eso sin discursos ni directrices gubernamentales que llamaran a la eficiencia, al patriotismo de que "producir alimentos es asunto de seguridad nacional" y reglamentando el monopolio estatal de la venta de leche y como sembrar los plátanos.

La escasez empezó -! qué casualidad! - con la confiscación y control de todo por el Estado. Y Castro prometió que en 1966 cesaría la escasez de leche - que su política había generado. Entusiasmado con sus experimentos genéticos con el ganado, dijo: "En 1966 nos podremos bañar en una piscina de leche."

Hoy, por la cartilla de racionamiento que más años ha durado en la Historia - desde 1964-, únicamente concede el Gobierno la venta de leche a los niños menores de 7 años.

Hoy, con Fidel Castro desaparecido, únicamente visible para Hugo Chávez o en tours para gobernantes selectos, su hermano heredero Raúl llena esa piscina con. . .ceros en el periódico:- heredó también con el poder ese cantar cifras gloriosas y rehacerlas a lo novela "1984" de Orwen.

La única media verdad de estos discursos se resume en el lineamiento del plan: "reducir los gastos en la esfera social porque la economía no soporta sus cuantiosos montos" y en el argumento raulista en defensa del inmovilismo: que la cúpula en el poder desde 1959 "no tiene derecho a equivocarse".

Reprimieron a los verdaderos economistas, a cuantos les dijeron que estaban equivocados y ahora siguen reprimiendo mientras la vida los obliga a darnos la razón a regañadientes a los periodistas independientes que hace años denunciamos lo que negaban ellos y reconocen ahora: su fracaso, y hasta su racismo.

Ese derecho a equivocarse lo ejercieron irresponsablemente durante 50 años de equivocaciones, una sola de las cuales costaría la expulsión del poder a cualquier gobierno en cualquier país civilizado. Demostraron exhaustivamente su incapacidad para regir el país que secuestraron próspero y arruinaron.

Ahora la ruina es tanta que pone en peligro su poder de auto designados héroes -salvadores -de- la -patria. ! Es a ellos a quienes no soporta la economía! ! Sobran en la cuenta! ¿Acaso en 50 años entre 11 millones de habitantes no hay un grupo de personas más capaces o menos incapaces que ellos para gobernarnos?

Un nuevo gobierno que - como los del resto del mundo, salvo los dictatoriales de izquierda- deje ser a la economía sin asfixiarla con discursos y controles imposibles al trabajo y a la venta de su producto. Que deje al productor la libertad de producir en que la dictadura ve "equivocación"= peligro para su poder.

Trágico que políticos dictatoriales se hayan metido a lecheros. Ahora dicen que "la producción de alimentos es cuestión de seguridad nacional" cuando lo que la seguridad nacional necesita es que se vaya esa camarilla, precisamente porque impide producir alimentos !y cualquier cosa!

Sería un "saneamiento ambiental". Sobran para que dé bien la cuenta.

1 comentario:

Pedro Diaz dijo...

Excelente! Lo felicito Sr. Leygonier. Ha puesto Ud. el dedo en la llaga.
Han destruido a Cuba. Para que el pais pueda volver a ser lo que era antes, pasaran muchos pero muchos anos. Y lo peor es que la destruccion moral que han causado en el cubano demorara mucho mas, generaciones enteras.
Que desgracia nos ha tocado vivir!
Atte. Pedro A. Diaz

Links







Abrir en una nueva ventana

.

.

FIRMA