Vaclav Havel

Vaclav Havel
1936 - 2011

Havel sobre Cuba

Agresion Politica

Traslate

Buscar este blog

Cargando...

Suscribete ya !

Suscribete ya !
Cuba Sin Censura es un servicio gratuito dedicado a enviar titulares de noticias por sms a teléfonos celulares en Cuba.

INTERNET = DDHH

Blog Archive

Reciba el feed del dia

Entre su email :


Powered by FeedBlitz

Ultimas Opiniones

Opiniones y noticias de Cuba

Blogroll

Cuba Libre y Democratica

Mucho Ojo Esbirro

Ningún funcionario encargado de hacer cumplir la ley infligirá, instigará o tolerará actos de tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, ni podrá alegar como justificación de tales actos que ha recibido órdenes superiores o circunstancias especiales como estado o amenaza de guerra, inestabilidad política o cualquier otra emergencia pública.

Alto Comisionado DDHH- ONU

Luchando contra la censura

Software para derrocar dictadores

PostHeaderIcon 13 DE MARZO..ASALTO A PALACIO,,HONOR A JOSE A. ECHEVARRIA Y AL DIRECTORIO

ATAQUE AL PALACIO PRESIDENCIAL
Fuente: Carta de Cuba

El 13 de marzo de 1957, comandos del Directorio Revolucionario Estudiantil organización estudiantil universitaria, creada por el presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), José Antonio Echeverría y la Organización Auténtica (O/A), brazo armado del PRC(A), coordinaron sus esfuerzos para liquidar la tiranía de Batista mediante un ataque comando al palacio presidencial.

El ataque fue organizado por Menelao Mora Morales y Echevarría. La operación contaba con suficientes elementos para lograr sus propósitos. Pero las intrigas de Faure Chaumon evitaron que el resto de las fuerzas actuaran, pues no obstante estar acuarteladas no recibieron a tiempo el aviso para la acción. Los responsables de los distintos acuertalamientos eran, Ramón Rodríguez Milián, Calixto Sánchez White y Osvaldo Révola, Jorge Valls y Willy Morales.

Otro elemento a considerar fue la negativa de Carlos Gutíerrez Menoyo a utilizar bazookas y lanzallamas, armamento que se podía obtener en Cuba mediante la gestión de "Mononin" Bilbao, porque los dólares necesarios ya estaban a disposición del operativo. Es conveniente señalar que Faure Chaumon y Raúl Díaz Argüelles- este último fue el primer General Cubano que murió en Angola- fueron protegidos por los moscovitas, retirándolos del apartamendo de Humbolt 7 pocas horas antes de que Esteban Ventura asesinara a los patriotas refugiados en ese edificio.

El apartamento de Humboldt fue atacado por los esbirros batistianos gracias a una delación del infame Marcos Rodríguez Alfonso, «Marquitos», militante comunista. Debido a la magnitud del crimen, ni siquiera sus amos soviéticos pudieron salvarle del paredón. «Marquitos», fué fusilado en marzo de 1964, lo que sirvió a Fidel Castro para aterrorizar a los viejos comunistas, y hacerle ver a la Unión Soviética que el amo de Cuba era él y no sus agentes.

En el Ataque a Palacio participaron 42 patriotas. Menelao Mora, Carlos Gutiérrez Menoyo, José Antonio Echeverría y 27 de sus compañeros pagaron con su vida la acción heroica. Otros tuvieron la oportunidad de continuar la lucha, aunque muchos combatientes fueron asesinados por la furia de las fuerzas represivas posteriormente. Entre ellos el respetado ex Senador de la República Pelayo Cuervo Navarro, ajeno a la acción.

Castro siempre discrepó del Directorio, y se entiende que una de las motivaciones para el ataque fue evitar que Castro, cuyas tendencias dictatoriales y totalitarias eran bien conocidas por José Antonio, se apoderara del poder en Cuba luego de la inevitable caída del dictador Batista. Poco después del ataque Fidel Castro, en una entrevista para la revista Bohemia, calificó la acción de "putsch fascista irresponsable".

Para conocimiento de nuestros lectores reproducimos el siguiente escrito de Roberto Simeón sobre el tema, que contiene también el testamento político de José Antonio Echevarría. Todo cubano debe honrar a quienes dieron la vida por la Patria.


Testamento politico de José Antonio Echevarría al pueblo de Cuba


Hoy 13 de Marzo de 1957, día en que se honra a los que han consagrado sus vidas a la digna profesión de arquitecto para la que me prepara, a las tres y veinte minutos de la tarde participare en una acción en la que el Directorio Revolucionario ha empeñado todo su esfuerzo junto con otros grupos que también luchan por la libertad.

Esta acción envuelve grandes riesgos para todos nosotros y lo sabemos. No desconozco el peligro. No lo busco. Pero tampoco lo rehuyo. Trato sencillamente de cumplir con mi deber.

Nuestro compromiso con el pueblo de Cuba quedo fijado en la Carta de México, que unió a la juventud en una conducta y una actuación. Pero las circunstancias necesarias para que la parte estudiantil realizara el papel a ella asignado no se dieron oportunamente, obligándonos a aplazar el cumplimiento de nuestro compromiso. Creemos que ha llegado el momento de cumplirlo. Confiamos en que la pureza de nuestra intención nos traiga el favor de Dios para lograr el imperio de la justicia en nuestra patria.

Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad. Porque, tenga o no, nuestra acción el éxito que esperamos, la conmoción que originara nos hará adelantar la senda del triunfo.

Pero es la acción del pueblo la que será decisiva para alcanzarlo. Por eso este manifiesto que pudiera llegar a ser un testamento, exhorta al pueblo de Cuba a la resistencia cívica, al retraimiento de cuanto pudiera significar un apoyo a la dictadura que nos oprime, y a la ayuda eficaz de los que están sobre las armas para librarlo. Para ello es preciso mantener viva la fe en la lucha revolucionaria, aunque parezcamos todos sus lideres, ya que nunca faltaran hombres decididos, y capaces que ocupen nuestros puestos, pues como dijera el Apóstol, “cuando no hubiera hombres se levantarían las piedras para luchar por la libertad de nuestra Patria.”

A nuestros compañeros, los estudiantes de toda Cuba, le pedimos que se organicen, ya que ellos constituyen la vanguardia de nuestra lucha, y a las Fuerzas Armadas que recuerden que su misión es defender a la patria, no someter a hermanos, y que su puesto es el del Ejercito Mambí, que peleaba POR LA LIBERTAD DE CUBA, como terminan todos sus escritos.

¡VIVA CUBA LIBRE!
José Antonio Echevarría
La Habana, 13 de Marzo de 1957.

Tomado de El Compañero,Conozca mas visitandolo.



Alocución al Pueblo de Cuba de José Antonio Echevarría durante el Ataque a Radio Reloj el 13 de Marzo de 1957.


De marzo a diciembre de 1957: La Revolución Cubana comenzaba a perder su cauce.

por Roberto Simeón

Tras el Ataque a Palacio, el 13 de marzo de 1957, la reacción inmediata de los sectores dominantes fue manifestar su apoyo al dictador sobreviviente, por haberse escondido en el tercer piso del Palacio Presidencial, al objeto de que fuera más solícito en satisfacer sus intereses.

Mercaderes y hombres de empresa, funcionarios de empresas extranjeras, especialmente norteamericanas, abogados y figuras destacadas de la República de todos los sectores dominantes, fueron de inmediato a ofrecerle respeto y admiración. Lo importante era que estaba en el poder y defendía sus intereses, y en la larga cadena de adherentes no se manifestó el menor repudio a la represión indiscriminada o asesinatos tan estremecedores por lo injustificado, como el del Dr. Pelayo Cuervo Navarro.

Estos mercaderes, empresarios y figuras de nombre en la vieja sociedad, no comprendían que al rendir pleitesía al dictador, que se hacía patente mediante un libro de adhesión que tenían que firmar, publicitado en la prensa nacional e internacional, estaban firmando su suicidio histórico. Mientras que realmente despreciaban a Batista por su origen social, su conducta escondía una doble moral; por una parte muchos de ellos manifestaban el apoyo público a la dictadura y, por otra, comenzaban a dar aportes económicos a los grupos insurreccionales y a comunicarse con funcionarios de la embajada norteamericana manifestando la preocupación de que el gobierno de Batista estaba comenzando a radicalizar a la población e inquietar a las fuerzas armadas.

El Directorio Revolucionario reaccionó a la derrota sufrida en el Palacio Presidencial. Tras el asesinato de José Antonio Echeverría, los sobrevivientes se reunieron breves horas después, reorganizándose, no obstante la brutal persecución. Se designó Secretario General a Fructuoso Rodríguez y como miembros del Ejecutivo a Juan Pedro Carbó y José Machado, acordando que Faure Chomón partiese al extranjero al objeto de buscar recursos y armamentos para continuar la lucha. Pocos días después, se produjo la masacre de Humboldt 7, que comentamos en el anterior artículo.

El fracaso del ataque a Palacio el 13 de marzo, condenado por Fidel Castro y los comunistas, causó más desconcierto en los partidos mayoritarios del país, Auténticos y Ortodoxos. En ambos la confrontación era creciente, planteándose la lucha entre abstencionistas y electoralistas según acataran o no el orden establecido por Batista. Las elecciones de 1958 se anunciaban y los abstencionistas gastaban sus energías en pretender controlar los partidos legales y, sobre todo, preocupados porque los grupos insurreccionales crecían en influencia, organización y radicalización programática.

Esta posición de abstencionistas y electoralistas fue definida en forma muy clara. El expresidente Grau San Martín, presidente de los electoralistas Auténticos, dijo: "Votos o balas. Tenemos los votos y no las balas, usaremos los votos para restablecer la Constitución de 1940".

Manuel Bisbé, que ostentaba la presidencia de uno de los grupos en que se dividió el Partido Ortodoxo, expresó que no aceptaba el dilema grausista de "votos o balas", y que no se identificaba con la insurrección, y resolvía abstenerse y esperar "hasta que existan las condiciones indispensables para el ejercicio de la verdadera democracia".

Habían cinco sectores oposicionistas electoralistas: los Ortodoxos, dirigidos por Millo Ochoa; el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), por José Pardo Llada; Ortodoxia Libre, por Carlos Márquez Sterling; Defensa de la Constitución, por Porfirio Pendás; y Movimiento de Liberación, por Amalio Fiallo. Ellos declararon "que la solución cubana está en las urnas, que a la ofensiva de guerra oponemos la oficina de la paz porque nuestro deber es salvar a la juventud de una muerte que no se está traduciendo en victoria".

Estas posiciones mostraban en el mejor de los casos un divorcio con la realidad; no habían comprendido que ya toda solución pacifica después de los acontecimientos del 30 de noviembre en Santiago de Cuba y Bayamo, el asalto al Palacio Presidencial, el asesinato de Pelayo Cuervo y la masacre de Humboldt 7, habían cerrado todas las posibilidades de solución política electoral pacífica.

Los viejos y nuevos electoralistas intentarían sobrevivir a la marejada insurreccional que se imponía. Los sectores económicos vinculados a la embajada norteamericana le hacían llegar cada vez con más frecuencia sus mensajes de la no viabilidad de continuar apoyando a Batista por parte de los Estados Unidos.

El Partido Socialista Popular (comunista estalinista), en "ilegalidad" aparente, incorporaba cuadros al Bloque Obrero del Partido Acción Unitaria (PAU), y afirmaba la no confiabilidad de los dirigentes obreros de orígenes auténtico y anarquista, y utilizaban ciertas evidencias públicas como la de que Calixto Sánchez, líder de los trabajadores aéreos, estaba implicado en actividades insurreccionales, especialmente en los hechos del Palacio Presidencial.

siga leyendo...
buzz this Share/Bookmark

Links

Abrir en una nueva ventana

FIRMA

TUTORIAL

TUTORIAL
Recibir Radio y Tv Marti en Cuba

Campaña

Twitter

Cuba = Represion

Cuba = Represion

El verdadero Bloqueo en Cuba

El verdadero Bloqueo en Cuba
Los tiranos Castro contra Reina Luisa Tamayo

Suscribete a Etiquetas

[+/-]

Todas las Etiquetas